Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Identificarse

INICIO DE SESIÓN

Usuario
Password *
Recordarme
SAE Baleares

Pon tu corazón, pondremos el nuestro y mucho más

Prensa



Fecha31/08/20 - Autonómica - Nota de prensa

SAE PIDE UNOS PRESUPUESTOS JUSTOS Y EQUITATIVOS CON BALEARES

Sus sanitarios no puedan pagar la crisis por partida doble

Baleares 31 de agosto de 2020.- El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) espera que los Presupuestos Generales de 2021, que se han de presentar en septiembre, cumplan con sus objetivos fundamentalmente en lo que respecta a aumentar la cohesión, la justicia social y la igualdad de oportunidades, fortaleciendo nuestro Estado del Bienestar, así como el sistema sanitario público para garantizar que tiene las capacidades y los recursos suficientes para afrontar cualquier situación futura.

            Esa es, precisamente, la petición de SAE: cohesión, justicia social y fortalecimiento del sistema sanitario público. Consignas básicas, especialmente devaluadas en Baleares.

            “Desde SAE-Baleares apelamos a la responsabilidad del Gobierno para presentar unos Presupuestos Generales del Estado justos y equitativos con la situación actual dejando de lado las estrategias de partido y debates insustanciales que solo conducen a la desesperación de los ciudadanos. La pandemia de la Covid 19 tiene muchos frentes abiertos, además del estrictamente sanitario y requiere de compromisos serios  frente a un futuro incierto para todos”, manifiesta al respecto el responsable de SAE, Daniel Torres.

“Baleares es una de las CCAA que más aporta al Estado y sin embargo, el reparto en los presupuestos para las Islas Balaeres no es equitativo, ni justo.  Este año, a esta situación se va a unir la fuerte caída en la fuente fundamental de ingresos, lo que aboca a sus ciudadanos a un complicado futuro. Si Baleares no va a contar con los ingresos procedentes del turismo ¿qué soluciones dará el Gobierno? ¿qué medidas se  establecerán para que la sanidad balear pueda hacer frente al alarmante aumento de los casos de Covid-19?” continúa Daniel Torres.

            En Baleares la situación no es nada halagüeña para la sociedad en su conjunto ni para los profesionales que se van a convertir en víctimas de la situación por partida doble: como ciudadanos  y como sanitarios.

SAE reivindica, constantemente, la necesidad de introducir mejoras en la sanidad y que éstas pasan por el debido reconocimiento a los profesionales sanitarios a través de salarios dignos y dotaciones de personal adecuadas.

            “En primer lugar, el anuncio realizado por el Govern en la última Mesa de Negociación de los Empleados Públicos de una medida que pretende ser una subida salarial y que en realidad no es tal. Como ya denunció SAE en su momento, aplicar el 2% de subida en las retribuciones básicas pero bajar el mismo porcentaje de los complementos autonómicos refleja no solo la falta de dignidad de los políticos sino el poco respeto que tienen hacia los profesionales sanitarios.  Profesionales que, además, arrastran desde hace años pérdidas que hacen ya la situación insostenible para muchos de ellos: bajadas de sueldo en crisis anteriores, pérdida de la jornada de 35 horas, falta de reconocimientos de los procesos de carrera profesional”

            De manera paralela, la alarmante falta de personal está obligando a los profesionales a doblar turnos e incluso se ofrece que renuncien, voluntariamente a sus vacaciones. Esto es una muestra más de que la prioridad es la reorganización de los recursos humanos y la contratación de profesionales para reforzar las plantillas: vista la evolución de la enfermedad  los profesionales van a tener que hacer frente de nuevo a situaciones extremas de sobrecarga pero esta vez están agotados, física y emocionalmente.

 

 

Fecha10/08/20 - Autonómica - Nota de prensa

SAE EXIGE LA SUBIDA SALARIAL REAL DEL 2% PARA LOS PROFESIONALES

Tras finalizar el estado de alarma, desde el Sindicato de Técnicos de Enfermería hemos señalado en numerosas ocasiones la necesidad de gratificar a los profesionales sanitarios con una dotación de personal adecuada, salarios dignos y recursos materiales apropiados y suficientes. Si bien se agradecen los reconocimientos y homenajes oficiales, hacer frente a esta pandemia requiere de compromisos serios e íntegros con la Sanidad y sus profesionales y no sólo de buenas palabras.

Sin embargo, el anuncio realizado por el Govern en la última Mesa de Negociación de los Empleados Públicos -celebrada en agosto, un mes inhábil para la Administración-, ha puesto de manifiesto, una vez más, la falta de dignidad y responsabilidad de nuestros políticos al anunciar, sin ningún tipo de negociación previa, un recorte salarial a los funcionarios; de esta manera, se aplicará el 2% de subida en las retribuciones básicas, pero bajará en el mismo porcentaje los complementos autonómicos, dejando así sin efecto una subida real.
A este nuevo varapalo económico a los profesionales sanitarios se suman la bajada de salario que sufrieron en la anterior crisis y que aún no han recuperado, la pérdida de la jornada de 35 horas, que sigue sin restablecerse, y el parón de los procesos de carrera profesional, ya que aún estamos pendientes de la sentencia de la denuncia que se interpuso en el anterior proceso y de que se abran nuevas convocatorias –pendientes 2018, 2019 y 2020- para reconocer económicamente a los profesionales el cumplimiento de objetivos e ítems, lo que conlleva una formación, a cargo del trabajador, para mantener unos conocimientos actualizados y conseguir esos objetivos de obligado cumplimiento. 
Este desprecio por parte de los políticos contrasta con la responsabilidad de los profesionales, que no ha mermado en ningún momento, especialmente durante las últimas semanas en las que el estrés y el agotamiento generados por la saturación de las urgencias en Son Espases y Son Llátzer, o la ansiedad de ponerse y quitarse los EPIS para atender adecuadamente a todos los pacientes en las plantas Covid que no son exclusivas, han sido la tónica.
“Una y otra vez somos los profesionales sanitarios quienes pagamos las crisis sanitarias: recibimos aplausos y homenajes, pero no reconocimientos reales. Siempre estamos en primera línea, pero siempre somos los primeros perjudicados, por ello desde SAE exigimos medidas efectivas que nos permitan frenar la pandemia y reconocimientos que nos dignifiquen como profesionales sin sentirnos indignados constantemente por los responsables políticos. Somos conscientes de la realidad social actual, pero no siempre se pueden solucionar los problemas a costa del salario de los funcionarios. Es una decisión injusta e inmerecida, por lo que esperamos que el Govern recapacite y cambie su decisión, ya que en Baleares, a diferencia de otras comunidades, aún no hemos recibido ningún tipo de gratificación, al contrario, nos quitan lo que nos corresponde. En caso contrario, tomaremos las medidas que consideremos oportunas”, explica Daniel Torres, responsable de SAE en Baleares.
 

Fecha10/08/20 - Autonómica - Nota de prensa

SAE DENUNCIA LA FALTA DE TCE EN URGENCIAS Y QUE SALUD LABORAL NO REALICE PCR A LOS PROFESIONALES QUE HAN ESTADO EN CONTACTO CON POSITIVOS COVID

La saturación que desde hace días existe en el servicio de urgencias del Hospital Universitario Son Llátzer, donde hoy hay 39 pacientes pendientes de ingreso, ha llevado al Sindicato de Técnicos de Enfermería a remitir varios escritos a la Directora de Enfermería del hospital solicitando un refuerzo –en los tres turnos- de Técnicos en Cuidados de Enfermería (TCE) para la zona de críticos respiratorios, pues la actual plantilla -dos enfermeras y un TCE- es insuficiente para atender adecuadamente las ocho camas que conforman esta zona, obligando a los profesionales a tener que priorizar la atención entre quienes están en situación de mayor gravedad.

“Esta falta de TCE se repite en varias unidades del hospital, como cuidados intensivos, traumatología, paritorios, cirugía, etc., y desde SAE llevamos años denunciándolo y solicitando un aumento de plantilla para acabar con la sobrecarga laboral existente, sin embargo la Dirección de Enfermería hace caso omiso a nuestra reivindicación y, mientras se incrementa el número de enfermeras, las plantillas de TCE continúan igual que hace años, a pesar del innegable aumento del número de pacientes. El trabajo del equipo de enfermería –enfermera y TCE-, como estamos demostrando diariamente, es fundamental para conseguir la excelencia en los cuidados del paciente, sin embargo mientras uno de los colectivos que lo conforma ha visto cumplidas sus expectativas, los TCE continuamos con los mismos profesionales que hace años, lo que es indignante, pues los TCE atendemos a un número de pacientes superior que el asignado a los enfermeros. Esperamos que esta situación, justificada por varios informes de evaluación de riesgos, se resuelva lo antes posible, pues los profesionales TCE están al límite”, explica María Bustamante, responsable de SAE en el sector Mitjorn.
Por otro lado, desde SAE queremos denunciar la pésima gestión que la Dirección del Hospital está llevando a cabo con el control de la Covid entre los profesionales sanitarios. Durante una semana, salud laboral se ha negado a realizar la prueba a una compañera Técnico en Cuidados de Enfermería  que estuvo trabajando de manera estrecha durante un turno de siete horas con una enfermera que dio positivo un par de días después. 
“Hasta que nuestra compañera, además paciente de riesgo, no empezó a tener los primeros síntomas, desde salud laboral no le realizaron la PCR, que resultó ser positiva, solo le indicaron que no era necesario que realizara comunicado de riesgos y que tampoco tenía que hacer aislamiento, que bastaba con tomarse la temperatura un par de veces al día. Nuestra compañera TCE cambió varios turnos para evitar ir a trabajar y poder permanecer en su casa sin poner en riesgo a pacientes y compañeros. Esta responsabilidad individual es un ejemplo de compromiso y sensatez, algo de lo que no pueden presumir ni la Dirección del hospital ni los responsables de salud laboral. La pandemia la debemos frenar entre todos y la responsabilidad de salud laboral es cuidar de los profesionales para que éstos puedan realizar su trabajo. Esperamos que este tipo de situaciones no vuelvan a repetirse y que a todos los profesionales que comuniquen una situación de contacto con un positivo se les realice las pruebas pertinentes, evitando así posibles contagios”, concluye María Bustamante.
 

Fecha04/08/20 - Baleares - Nota de prensa

PACIENTES HACINADOS EN URGENCIAS Y CONTROLES INEXISTENTES EN LA ENTRADA DE SON ESPASES

La saturación que existe en el servicio de urgencias del Hospital Universitario Son Espases desde el pasado miércoles por la tarde está originando el hacinamiento de los pacientes en espacios reducidos, impidiendo que se cumpla la distancia de seguridad establecida. Esta saturación se mantiene sin refuerzo de personal, sobrecargando todavía más al personal que realiza su trabajo en urgencias.


Mientras que el hospital mantiene cerradas 76 camas, además de las del Hospital Virgen de la Salud, como viene siendo habitual en el periodo estival, los pacientes deben permanecer en espacios reconvertidas en salas de atención a pacientes que no disponen de baño, en las que además se ubican demasiadas camillas para poder respetar la distancia de seguridad. 
A esta situación, hay que sumar el protocolo de acompañamiento a los pacientes ingresados en las plantas de hospitalización establecido por la supervisión de área. Desde SAE solicitamos controles de temperatura de los familiares de los pacientes en los accesos al hospital, pero desde la dirección se decidió permitir una visita, sin tiempo de permanencia mínimo indicado, y que los controles se hicieran en la habitación por los Técnico en Cuidados de Enfermería. Así, además de la atención al paciente, los TCE deben realizar este control del familiar: “si el familiar del paciente que está en la habitación da su consentimiento, se le hará un control de temperatura una vez se encuentra en la habitación del paciente. Y, en caso de que la temperatura sea superior a 37 grados, deberá abandonar el hospital y dirigirse a su casa para llamar al 061”.
“Ante la gravedad de la situación que estamos viviendo a nivel mundial y el elevado número de rebrotes que existe en nuestro país, con 560 a fecha de hoy, de los que 28 están localizados en Baleares, no parece muy coherente que los familiares de los pacientes puedan acceder al hospital sin ningún tipo de control en la entrada al mismo y que se esté permitiendo una saturación en las urgencias que pone en riesgo a pacientes y profesionales ante la imposibilidad de mantener la distancia de seguridad establecida. Desde el Sindicato de Técnicos de Enfermería hemos manifestado nuestra preocupación a la Dirección de Enfermería, solicitando una reunión urgente para abordar estos problemas y mejorar la situación de riesgo que actualmente existe en el hospital lo antes posible, sin embargo, parece que estas cuestiones no son tan urgentes para la Dirección, pues nos han emplazado al próximo jueves. Es inadmisible que actuaciones que están poniendo en peligro a profesionales y pacientes no se corrijan de forma inmediata. Exigimos la contratación de personal de refuerzo y la apertura de las habitaciones cerradas”, explica Daniel Torres, responsable de SAE en Baleares.
 

Fecha16/07/20 - Autonómica - Nota de prensa

USAE RECHAZA EL CONVENIO NACIONAL FIRMADO PARA LOS TÉCNICOS EN EMERGENCIAS SANITARIAS PORQUE NO RECONOCE SU CATEGORÍA PROFESIONAL

Los profesionales Técnicos en Emergencias Sanitarias (TES) están presentes en todo el transporte sanitario no urgente y en todas las emergencias-urgencias extrahospitalarias, por ello desde USAE rechazamos el último Convenio Colectivo para las Empresas y las personas trabajadoras del Transporte Sanitario, pues impide que puedan realizar todas las competencias profesionales que les otorga su título ya que continúa parcelando su trabajo en categorías. 

Esta insistencia en no reconocer la categoría de los TES no tiene ningún sentido, pues la normativa vigente regula su actividad sin distinguir, por ejemplo, entre TES Conductor o TES Camillero. Así, el Real Decreto 1397/2007, de 29 de octubre, estableció el título de Técnico en Emergencias Sanitarias y fijó sus enseñanzas mínimas, el Real Decreto 710/2011, de 20 de mayo, estableció los certificados de profesionalidad de transporte sanitario, y el Real Decreto 836/2012, modificado en 2014, estableció las características técnicas, el equipamiento sanitario y la dotación de personal de los vehículos de transporte sanitario por carretera.
Sin embargo, el convenio firmado pone una zancadilla a los profesionales TES, impidiéndoles avanzar como profesionales al no reconocer esta normativa y su evolución en la asistencia sanitaria extrahospitalaria.
“El reconocimiento en los convenios es un paso imprescindible para que la profesionalización del transporte sanitario sea una realidad y no quede solo plasmado en los Reales Decretos. Por ello, no podemos consentir que a pesar de contar con una titulación oficial desde 2007, los Técnicos en Emergencias Sanitarias continúen sin su categoría profesional sanitaria. Esto es indignante, pues al igual que otros colectivos, los Técnicos en Emergencias Sanitarias son una categoría con múltiples competencias que no deben ser cercenadas. Por ello, desde USAE exigimos un convenio que mejore su situación laboral y reconozca su trabajo como profesionales sanitarios”, explican los responsables de USAE.

Próximos Eventos


< Septiembre 2020 >
LunMarMieJue VieSabDom
       
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30    

* Haz click en el día del evento para más información.

Servicios


FAE


FAE NOSOCOMIO

Síguenos en


Facebook Youtube Instagram